Los componentes eléctricos que se pueden conseguir en un equipo de climatización son muchos, y uno de los más relevantes en el momento de una avería en el funcionamiento del mismo, es el compresor, por eso es importante conocer qué hacer si existe una falla del capacitor de aire acondicionado.

¿Qué es el capacitor de un aire acondicionado?

Un capacitor de aire acondicionado, es un instrumento útil para la carga eléctrica, se utiliza para fortalecer el arranque y la potencia de un motor eléctrico. En términos generales, el capacitor actúa como auxiliar para que el motor pueda moverse. En los aires acondicionados, el uso de este instrumento se puede clasificar en:

  1. El capacitor de arranque.
  2. El capacitor de trabajo.

Pero ¿Qué pasa cuando hay una falla del capacitor de aire acondicionado? Lo principal es reconocer cuál es el funcionamiento del mismo antes de poder dar solución o identificar algún problema existente.

¿Cómo funciona un capacitor de aire acondicionado?

Ahora que sabes qué es un capacitor, debes conocer cuál es el funcionamiento de este en un aire acondicionado. Como ya lo mencionamos es utilizado como auxiliar para el arranque del motor del equipo, dando un empuje al compresor para que este inicie su función.

No está diseñado para trabajar de forma continua, un capacitor funciona en periodos intermitentes, podríamos decir que menos de 20 arranques por hora con rangos que van desde 80 a más de 400 µF en un voltaje de entre 110 y 330 v.

¿Por qué se daña el capacitor de un aire acondicionado?

La falla del capacitor de aire acondicionado, principalmente aparece por factores tales como el tiempo en el que el equipo esté en funcionamiento cuando la temperatura sea muy alta, o una mala manipulación al momento de descargarlo con objetos punzantes que pudieran perjudicar los componentes del interior del mismo.

Existen diversos capacitores, diseñados para tareas específicas dentro del equipo de aire acondicionado, y aquí mencionaremos algunas de las fallas más comunes que impidan su buen funcionamiento:

  1. La primera, el capacitor es de baja revolución lo que ocasiona que el motor trabaje más lento y, por ende, perjudica notoriamente la transferencia del aire caliente.
  2. La segunda falla del capacitor de aire acondicionado, es el bajo torque de arranque, lo que implica menos capacidad del capacitor, evitando que se inicie el movimiento del rotor.
  3. La tercera falla que podemos destacar, es la elevación de la temperatura, que afectará la calidad de la ventilación, causando a su vez que, por propia protección térmica, el equipo se detenga por completo.
  4. Y, por último, la vida útil del capacitor podría considerarse una falla común del mismo, si la capacidad de este es baja, su ciclo de vida útil será bajo.

Ahora que sabes qué es y para qué sirve un capacitor de aire acondicionado y cuáles son las posibles fallas que se podrían presentar, te preguntarás si existe alguna manera de solventar las mismas.

¿Cómo reparar el capacitor?

Si existe una falla del capacitor de aire acondicionado, debes tener presente que, al ser un medio auxiliar, si tiene problemas puede generar que el equipo de climatización no funcione correctamente, y para arreglarlo solo necesitas:

  • Un soldador.
  • Alicates de punta fina.
  • Una esponja.

El procedimiento a seguir es el siguiente:

  • Examinar el capacitor, por lo general será notoria a la vista las marcas de quemadura o de líquido.
  • Calienta el soldador y coloca la placa hacia abajo para localizar los puntos de soldadura.
  • Dar toques calientes a las uniones hasta derretir la soldadura existente y desconectar los conectores.
  • Con la esponja húmeda limpiar bien la placa, asegurándote de limpiar bien el exceso de soldadura.
  • Colocar de nuevo el capacitor en su lugar.

Este es un procedimiento básico, para solventar las fallas que puedes aplicar en cualquier tipo de capacitor quemado del equipo de climatización, en este caso del aire acondicionado.

¿Cómo realizarle mantenimiento al capacitor?

Para evitar una falla del capacitor de aire acondicionado, puedes programar tres tipos de inspecciones, que consisten en:

  1. Mantenimiento y medición: Revisa periódicamente las tablas del capacitor, haciendo mediciones eléctricas, el tiempo entre cada inspección se estipula según el medio ambiente y el tipo.
  2. Control visual: Puedes hacer una inspección visual del tablero, así puedes detectar si existe algún fusible quemado, si existe algún tipo de fuga. También es importante en este caso que revises el suelo, para observar si existe algún líquido derramado.
  3. Las mediciones: En este caso debes hacer una inspección física para verificar las conexiones que estén sueltas, algún tubo defectuoso o cables sobrecalentados.

Esto debes hacerlo para detectar si existe algún problema en el capacitor, y darle una pronta solución para evitar un daño mayor en tu equipo de climatización.

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other